notasueltas

Is this the real life?

Blog: October 2005

Médicos Cubanos

No defiendo la “basura castrista” ni al proceso revolucionario, me limito a la verdad perceptible por cualquiera que conozca en vivo (no por comentario de familiares o amigos) qué ocurre en el país. La corrupcion que impera en Venezuela no es nueva, viene desde siempre por esa “viveza” venezolana de la que muchos se siente orgullosos; los políticos han sido corruptos siempre, tanto en los 40 años de democracia de la cuarta republica como en todo el gobierno del Presidente Chávez.

No justifico de ninguna manera que teniendo ingresos abismales por exportacion de crudo nuestra gente siga siendo cada día mas pobre, pero debo reconocer los avances del país desde que comenzó el actual período presidencial, como el proceso de alfabetización, los avances tecnológicos, la ley de responsabilidad social, la ley de tierras y nuestra maravillosa Constitución Nacional. Traer a médicos extrajeros para cumplir el trabajo que pueden hacer doctores venezolanos sucede solo porque los médicos locales no quieren trabajar en los barrios (salvo excepciones), y no por la inseguridad; éstos al graduarse ven como objetivo principal las clinicas privadas.

Uno

Los médicos cubanos no están cumpliendo una función ideologica, al contrario, se les prohíbe hablar de política, acto que deben cumplir a cabalidad porque al igual que en Cuba, estan siendo constantemente monitoreados para que no hablen mal del gobierno (local o foráneo). Tuvo mala suerte, la amiga suya, de encontrarse pues con un paramedico incapaz de poner una inyección, aún cuando estos a nivel mundial reciben entrenamiento para esto y mínimo poner curitas. La delincuencia reinante en los barrios no es una novedad, y la tenemos desde hace mas de 20 años.

Dos

Ciertamente los módulos de Barrio Adentro tienen una función mas ambulatoria que de otra cosa, y es que para eso fueron ideados, para atender emergencias en la localidad. De ser necesario los enfermos han de ser trasladados a algun centro asistencial para ser tratados por especialistas en el área, que no son cubanos porque los médicos cubanos fueron son traídos EXCLUSIVAMENTE para atender en módulos de Barrio Adentro. No es de sorprenderse que hayan médicos venezolanos en Naiguata, Los Caracas o cualquier lugar del país, de no ser así muchos de ellos estarían desempleados. Es contradictorio decir que los médicos venezolanos no van a los barrios y luego decir que si van.

Los cubanos no vienen a ideologizar a nadie, se vienen porque están obligados a hacerlo porque de negarse los fichan en Cuba, además al venirse ven una puerta de escape a ese régimen absurdo que impera en tan bella isla. Hemos de temer mas a nuestros compatriotas, que bajo el manto de la revolucion ejecutan su ROBOlución personal, que a nuestros hermanos de Cuba que solo desean que nuestros países superen este caos en el que viven nuestros países y ellos tengan de una vez su Cuba Libre.

Respuesta a un mensaje que me llegó via electrónica de la comunidad Venezolanos en Mexico

FiTCaR2005

Viernes

La feria se proyectaba como un gran evento, invitándonos a conocer a Venezuela y como un acercamiento entre empresarios del turismo, espacios turísticos locales y los turistas en si. Yo en mi rol de ciudadano común y con un gran interés en el turismo local decidí invertir la tarde del viernes 7 en ir a la feria, llevándome la nada grata sorpresa de la mega cola que llevaba horas de gestada en los alrededores del Cubo Negro; aun así busco incorporarme a ella entre 4 y 5 de la tarde, pero desistí con gran desanimo al ver que ésta iba alrededor de la cuadra, obligándome esperar que las 400 personas delante de mi entrar. Simplemente lo deje así, me fui al CCCT (que tenia el triple de transito de lo habitual) y almorcé con Mary.

Sábado

Pero mi interés por la feria, ahora sumado a la curiosidad que me había causado el movimiento de personas el día anterior, me invitaron a aventurarme temprano por la mañana a ver de que se trataba todo esto. Cuando llegamos a la cola cerca de las 11am estaba bastante mas lejos del final de la cola que la del viernes; estaba en plena avenida entre el Eurobuiding y el Guaire. Tanta gente reunida por esa zona, con ropa sport y la calle trancada te hacia pensar que estabas en una marcha. Luego de unos 30 minutos ahí, tras soportar el maltrato de los guardias al entrar (separando groseramente a hombre y mujeres) ya estábamos dentro, con nuestras respectivos barcode pegados al pecho.

Banderas de otros países, una suerte de chozas, carpas y demás llenaban los espacios dispuestos para la exposición, llena de compatriotas y extranjeros ansiosos de llenar sus bolsas de souvenirs e irse a casa tranquilos, porque eso fue el Fitcar. Para mi fue un fraude, hice una cola de unos 20 minutos mas para entrar a uno de los pabellones, y al imaginar que tendría que hacer esto para cada exposición fue suficiente para pararme e irme. Si alguno de ustedes fue, saben a que me refiero. Aun con las atracciones, las tablas para deportes extremos, la cuerda para saltar y los inflables infantiles, todo fue una cola. Parecía una prueba para ver si a los venezolanos les gustaba hacer colas, y los resultados del estudio no dejan de sorprenderme.

Salí con mi cotillon en mano, que no tenía más que una visera y la ley de turismo, que te lo daban al entrar. Más nada. A pesar de no haber visto ninguna manifestación chavista (boinas, gorras, franelas, pendones del MVR o afines) no me queda duda en afirmar que la revolución ganó. Y lo peor es que estuve ahí, en primera fila para verlo.

P.S.: El zeppelin fue lo mejor